-->

Pegan el estirón y engordan

Intuitivamente, cualquiera podra imaginar que al estirar de dos extremos un material cualquiera, éste se estrecha. Técnicamente dicho, se reduce la dimensión transversal a la dirección de la fuerza. El análisis de este comportamiento se denomina ensayo de tracción y es una prueba básica en el conocimiento de los materiales, como por ejemplo, con qué tensión empieza a deformar el material, y con qué tensión entra en plasticidad. Otro ensayo muy simple, es el test Charpy.

Así se realiza habitualmente un ensayo de estas características, donde las muestras de material que se emplean suelen estar normalizadas en unas dimensiones (no se puede medir un mazacote de una pieza, para que se me entienda).



La curva resultante típica es esta:



El paralelismo entre las enzimas y los catalizadores de los vehículos

Este post participa en la X Edición del Carnaval de Biología, que este mes está alojado por Scientia, un blog ya estáis tardando en visitar si no lo hacéis habitualmente.

Siempre me ha gustado este anuncio en el que un joven Sebastien Loeb protagoniza una serie de paralelismos entre su cuerpo y las partes de un vehículo.


Yo en este post quiero añadir uno que me propuso @EDocet, y voy a defender que el catalizador de un coche convencional es equivalente a las enzimas de los seres vivos.

El catalizador, junto a la gasolina sin plomo, es una de las principales modificaciones introducidas en el funcionamiento de los nuevos automóviles, destinadas a reducir el impacto ambiental de las emisiones contaminantes nocivas de los vehículos. Hoy en día es obligatorio, y en principio desaparecerán con los vehículos 100% eléctricos. Para quien no esté familiarizado, está situado donde indica la siguiente imagen:


Y un poco más grande,




Un gran anuncio

Kaiku es una empresa láctea del País Vasco y ha realizado spots realmente curiosos y de idea feliz. Aunque, ¡qué caramba! ¡Para eso les pagan a los creativos! Pero recordad que para que tenga cabida en este blog, tiene que estar relacionado con la tecnología. Y esta empresa a pesar de estar encajada en el sector de la alimentación, lo ha conseguido. Así que ahí va:



Otro spot que me gustó de la misma empresa fue éste, pero no está relacionado con la temática del blog ;-D




Respuesta al post participativo

Este mail es la respuesta al post participativo que propuse hace unos días. No sé si la aparición de la respuesta correcta de Bercebus echó para atrás a otros usuarios. El caso es que sí, el helicóptero parece que vuela sin rotor principal ya que la frecuencia de giro del rotor y la frecuencia de grabación de la cámara de vídeo son exactamente la misma. Con lo cual, la cámara siempre "captura imágenes" cuando la hélice está en la misma posición.


Aparte de la aclaración del truco óptico, cabe que los lectores se fijen en que cuando el helicóptero se eleva, a partir del segundo 25, se sigue sin ver movimiento, de lo que se deduce que un giro más rápido de la hélice no necesariamente hace elevarse al helicóptero. Este hecho es contrario a la intuición.


Post participativo: a ver quién adivina...?

Estamos que no paramos de innovar en el blog. Tras el cambio de plantilla, ligero refinamiento de la temática y de la forma, y diversos añadidos de redes sociales, hoy os propongo que veáis el siguiente vídeo, y si os animáis, respondáis cómo ocurre lo que se ve en él.



Como dicen muchos profesores, y yo también soy de esa fiilosofía, podéis consultar toda la bibliografía que queráis, incluso esta entrada que se publicó recientemente. Ánimo.

La siguiente publicación traerá la respuesta, y alguna cosa más.


Idea Secundaria cumple un año

Tal día como hoy hace un año decidí inaugurar Idea Secundaria. Originalmente no se llamaba así, sino que el primer nombre fue Asunto Tecnología, y antes de un mes pasó a llamarse Investigadora Mente. Creo que tras el primer mes fue bautizada con el nombre con el que se ha quedado y lo conocéis.

Fue un ramalazo, no pensé mucho a la hora de crearla, fue una de esas decisiones de chispazos. Hacia el año 2000 ya estrené un blog de humor en el desaparecido Geocities, por lo que la experiencia no era nueva. Y antes que este espacio, comencé a colaborar con el diario Noticias de Gipuzkoa en el que hablo de Formula1. Una de las mayores motivaciones de creación del blog fue que en ese momento yo era docente y mi actividad investigadora se había visto truncada. El blog para mí fue una reivindicación a toda esa época. Lo cierto es que me ha cambiado la vida. Nació con motivaciones, no con objetivos, y no es malo ya que ahora nmismo siento que no hay nada marco y se puede llegar tanto como se quiera.

No lo dudéis, tal y como comentaba en uno de mis últimos posts, lo mejor que se logra entrando en la blogosfera es entrar en contacto con gente con las mismas inquietudes que tú. Nadie los reúne, sino que Dios los cría y ellos se juntan. He conocido a gente brillante tanto humana como profesionalmente. A ello ha contribuido enormemente el blog Amazings, aunque también he tenido oportunidad de conocer otras "comunidades".


Las palas de los helicópteros

Este post participa en la VII Edición del Carnaval de Tecnología, alojada por el blog que recomiendo que visitéis, Zemiorka.




No sé si os habéis fijado alguna vez en las palas de los helicópteros. Y no me refiero a que se os haya pasado por alto esta imagen.


No. El caso es que el sistema parece tan fácil... basta con tener dos tablas planas dando vueltas muy deprisa sobre tu cabeza, ¿no? Bueno, hay que empezar diciendo que al igual que los perfiles de ala de los aviones, en el caso de los helicópteros los perfiles tampoco son planos, y además del diámetro de las hélices hay que tener en cuenta el paso, es decir, cómo de curvadas están. La pequeña hélice de la cola sirve para girar el helicóptero o evitar que el helicóptero se ponga a girar sólo por efecto de la hélice principal.

Pero bueno, esto creo que lo dejaremos para otro día. Hoy se verá que, cuando un helicóptero cuenta con más de una hélice principal, hay varios tipos y cada uno tiene unas ventajas concretas. Concretamente están los:

- Coaxilales
- Transversales
- Tándem
- Entrelazados


Radicales Libres

Radicales Libres no es una novela ni un relato. Se trata de un ensayo en el que el autor, Michael Brooks, defiende una especie de anti-romanticismo por la ciencia. Es decir, es un libro no apto para esas personas que piensan que los científicos son personas por encima del Bien y del Mal, cuyos días son hazañas épicas de superación y resultados son la culminación que merece todo héroe de película. No.

El libro en mi caso ha gustado de menos a más. Hay cosas con las que coincido y otras que no. Michael Brooks divide su obra en capítulos en los que en cada uno tiene a un puñado de distintos científicos como protagonistas. Al principio de la obra me dio la impresión de que el autor pretendía transmitir que los investigadores son arrogantes, prepotentes e incaapaces de encajar críticas, y que muchos han conseguido su prestigio gracias a esa actitud. La manipulación de datos en los experimentos, críticas y rencillas entre científicos, el coger el camino más corto en el método científico o saltarse permisos institucionales y dejarse guiar por la intuición en la hora de plantear el trabajo de la Ciencia están a la orden del día. Ello conlleva a que el autor plantee premios Nobel inmerecidamente otorgados, o evidencia quién se ha quedado sin el galardón injustamente.




La teoría del científico surfer

Reconocer los errores es de sabios, y ya, si los corriges, de super genio. Esta mañana, para dar alguna noticia distinta a la ola de frío siberiana que sacude la Península, escribí este post sobre Física de partículas. No es mi área de conocimiento, pero me gusta atreverme con otros campos (rascar donde no pica). A los 5 minutos de publicarlo, el gran @emulenews me dijo que me había colado. Él sí que es experto en este área. Esto hecho es una de las grandezas del blog: haber conseguido tener el feedback de gente que sabe más que tú, y no estar tú solo en tu islita escribiendo para ti mismo.

Dejo el artículo original, y debajo, en esta letra, lo que me dijo @emulenews.


La Teoría del Todo es una idea del campo de la Física de partículas que pretende conseguir un modelo genérico de cómo funciona nuestro universo, cómo se compone la materia y cómo se comporta la energía... a partir de particulas elementales como quarks, electrones, neutrinos y otras muchas. Es un hipótetico modelo que se quiere conseguir, y está en plena actualidad gracias a los prometedores experimentos que lleva a cabo el CERN. No soy ducho en física, pero hoy os invito esta charla en TED de Garrett Lisi: no lo conocía, pero este hombre es un físico teórico (como lo es Sheldon Cooper) un poco alternativo. No responde al prototipo de científico continuamente pensando en sus cosas, enfrascado en sus cuadernos y sus pensamientos. Garrett es un científico cool, gran amante del surf, de los deportes, de una vida ermitaña y nómada y de la buena vida en general.


Las armas las carga el Diablo, y este algoritmo también

Este post participa en la VII edición del Carnaval de Tecnología, alojado este mes por el blog (muy bueno, por cierto) Zemiorka.

El cifrado, común y en ocasiones incorrectamente llamado, encriptación, es una de esas cosas que nunca te percatas que está hasta que falla. Es uno de esos eslabones de la cadena que evita que alguien tenga dificultades en robar tus datos cuando accedes a tu cuenta bancaria desde el ordenador, por ejemplo. Sus aplicaciones son múltiples, aunque sobre todo se utiliza en la transmisión de información, ya sea de mensajes, o de señales que llevan tales extractos de información. Sobre todo se usa en términos informáticos hoy en día, y es de esto de lo que hablaremos.

Concretamente, quería hablar del cifrado de Feistel, también llamado estructura o red de Feistel. Vamos a entender por cifrado la conversión de unos bits en otros distintos, y en la inmensa mayoría de aplicaciones informáticas, estos bits usan el código binario o hexadecimal. Pongamos que la información se compone de 4 bits, por ejemplo 0000. El código binario toma el valor 0 ó 1, en consecuencia, nuestro ejemplo tiene 16 combinaciones posibles. Es decir, se podría transformar en 15 maneras. Eso sería el cifrado ideal.

Horst Feistel a finales de los sesenta creó uno de los sistemas de cifrado más famosos que ha llegado hasta nuestros días. Lo creó cuando era trabajador de la compañía IBM, e ideó un cifrado simétrico por rondas, ya que realiza los mismos pasos durante un número de rondas y este algoritmo es reversible. Es decir, el algoritmo de cifrado y descifrado es el mismo. El primer algoritmo en el que Feistel aplicó sus pasos fue en el algoritmo Lucífer.

Los pasos de este cifrado son los siguientes (normalmente aplicado a cadenas de 8 bits) y a 8 rondas:


 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best Web Hosting