-->

2015, un año de lectura

Al igual que ocurren en otros muchos blogs, y mejores que éste, os dejo la lista de los libros leídos durante este año. Ha sido menos prolífico que otros años, pero las obligaciones llamaban.



El agente ZigZag (
Lo elegí como un libro sobre historia militar, con la esperanza de que se describiera algún momento de la Guerra Mundial con el hilo conductor de una novela. Pero no cumplí esas expectativas. El libro es entretenido, la historia es curiosa, pero se me terminó haciendo un poco largo. El libro está salpicado por relaciones amorosas y relación del espía con sus superiores en ambos bandos..


El Reto Starbucks (Howard Schultz)
 Fruto de mi afición por el café, me regalaron el libro con la autobiografía de Howard Schultz, fundador de Starbucks. Es interesante, y a mí sí que me convenció sobre su pasión por la empresa. En general, el libro se trata de eso: el autor explica qué perseguía con cada acción estratégica y a dónde quería llegar con su marca, qué quería representar. Por supuesto, no se mete en asuntos fiscales escabrosos ni nada.


The theory that would not die (Sharon McGrayne)
Es un libro muy recomendable de leer que habla del uso e historia del Teorema de Bayes. Cómo durante años perdió su prestigio, cómo se usó para hallar submarinos rusos en la Segunda Guerra Mundial, aplicaciones de ahora en todo tipo de operaciones, etc. Muy bien contado, nada pesado.


Neurociencia para Julia (Xurxo Mariño)
A cualquier persona que quiera leer sobre el funcionamiento del cerebro, le recomiendo el libro del divulgador Xurxo Mariño. Xurxo es un neurofisiólogo y divulgador español de gran prestigio en España, y el libro describe la evolución del cerebro, su funcionamiento, relaciones con las células, experimentos científicos curiosos, etc. Un buen regalo para estas Navidades.


El sastre de Panamá (John le Carré)
 De nuevo elegí este libro por mi afición a las historias bélicas y novelas de espías. Pero me volvió a decepcionar un poco el libro. Debo de tener unos gustos atípicos. La obra fue llevada al cine en 2001 y es una obra muy conocida, así que dejo al lector que la descubra por sí mismo si le apetece.


Ronin (Francisco Narla)
Es un libro basada en la era samurái, una época fascinante de Japón para mucha gente. Francisco Narla es un piloto que además escribe buenos libros, y en esta novela cuenta un pasaje de la hstoria bastante desconocido: el paso de los samuráis con el imperio español en un momento de la historia.


Chaos (James Gleick)
Es un libro bastante científico. Describe la manera en la que se entendía el caos a lo largo de la ciencia, cómo se afrontó y cómo evolucionó la opinión de los científicos sobre él. Es un libro un poco árido, pero recomendable.


La ética del hacker (Pekka Himanen)
Es uno de los libros más amenos de este año. El autor describe la influencia del modo de pensar hacker en la sociedad. Es un libro que viene muy a cuento de las ideas que se oyen hoy en día (empoderamiento ciudanano). Pero una cosa que me gustó fue la descripción de la autoridad a partir de la religión. No es un libro de informática, sino que habla del espíritu hacker. No explico más, que voy a terminar estropeando el libro.


Yo, robot (Isaac Asimov)
Un libro clásico. Plantea a través de relatos muy cortos algunos problemas de obediencia de los robots a partir de las 3 leyes clásicas que presentó Asimov. Se lee en tres patadas, pero es un buen libro para releerlo. Es de Asimov.


Eurekas y Euforias (Walter Gratzel)
Libro con centenares de historias sobre curiosidades, anécdotas, experimentos y descubrimientos de científicos a lo largo de la historia. Toca el campo de la química, física, matemáticas, biología... Un libro que se puede abrir en cualquier página y que os enseñará mucho.


American Gods (Neil Gaiman)
Es un libro que me recomendó @InerciaCreativa. Nunca había leído nada sobre este autor, conocido por sus obras de SciFi. El libro es un poco lento en algunos momentos, y se hace un pelín largo, pero el final de la historia me impresionó. Un buen libro del género.


Humans Need not Apply (Jerry Kaplan)
Es un libro escrito por un profesor universitario en ciencia computacional y un emprendedor tecnológico con amplia experiencia. Habla de la influencia que puede tener la inteligencia artificial en la sociedad, en el trabajo, o en nuestras vidas. Da algunos ejemplos sobre la inteligencia artificial que ya hay en nuestras vidas y sobre todo, apoya sus datos en estudios económicos. Hay algunas cosas con las que no estuve de acuerdo, pero es un libro ligero sobre el tema. Un libro que profundiza un poco más en el tema y que estoy leyendo en estos momentos es The Rise of the Robots .


Mediohombre (Alberto Vázquez)
Es un  libro que me ha encantado. Relata como mi paisaino Blas de Lezo llevó a cabo una de las defensas militares más famosas de la historia: la defensa de Cartagena de Indias frente a los ingleses. Los británicos eran muy superiores en número y medios a los españoles, pero gracias a la estrategia y a otros factores, los españoles resistieron. Un libro muy bien contado. Otros hombres de mar muy famosos de mi tierra fueron Urdaneta o Elcano.


Mercedes y los gases fluorados

 La semana pasada se dio otra mala noticia para la industria automovilística alemana: la UE demanda a Alemania por el uso de gases prohibidos en coches de Mercedes, pero como siempre, lo mejor es acudir a la fuente de la noticia

El problema consiste en la utilización de gases fluorados, concretamente en el refrigerante R-134a que emplea el fabricante alemán, igual que han hecho otras marcas, como BMW o VW. La historia viene de atrás, tal y como atestigua unas palabras que compartí con @elbuhodelblog y que traigo hoy al blog:

La medida se refiere a que tras la prohibición (tratado de Montreal 1985) de los CFCs o clorofluorocarbonos (gases que se demostró eran los causantes de la desaparición de la capa de ozono y eran usados en sistemas de refrigeración), se sustituyeron estos por gases fluorados (pero sin cloro, que era el que se comía en la estratosfera el ozono). Posteriormente, estos también se han puesto en cuestión al demostrarse que tienen un efecto invernadero importante.

Los clorofluorocarburos se comenzaron a fabricar en masa porque fueron identificados como el perfecto refrigerante, un fluído que cambia rápidamente de gas a líquido y a la inversa, absorviendo y liberando grandes cantidades de calor en el proceso.
Así, podían circular en refrigeradores o aparatos de aire acondicionado para expulsar el calor (fuente). Según la directiva europea EU2006/40/EC, ningún coche podrá circular con el R-134a a partir de 2017. Mercedes Benz se ha negado a sustituir en sus coches uno de esos fluoruros por las alternativas que se proponen desde la UE, ya que alegaban que era inflamable.

Ojo, que la historia no es en absoluto antigua, y ya Daimler se las vio con el gobierno de Francia, y en esa ocasión ganó, incluso metiéndose en medio la Unión Europea, tal y como se puede seguir claramente en esta serie de artículos. Básicamente, los alemanes alegan que ellos han sido aprobados por un organismo alemán que les permite usar el R-134a. Según recoje la serie de artículos de MotorPasión, la alternativa presentada es el HFO-1234yf, que presentaba dudas sobre inflamabilidad. Por todo ello, los tribunales franceses dieron la razón a Mercedes ante esta duda sobre la seguridad del nuevo gas, pero parece que ha llegado para quedarse. Es unas 10 veces más caro al peso y parece que la UE persigue intereses comerciales e industriales por él, y prosigue su proceso de estandarización como nuevo refrigerante. Mercedes por su parte ya anunció que a partir de 2017 sustituiría el refrigerante, concretamente basado en CO2. 

Sin embargo, de momento el gobierno alemán sigue homologando vehículos que emplean el R134-a, por lo cual supongo que de ahí viene la nueva demanda de estos días.

Continuará...


 

Algunas reflexiones sobre el Open Source

Últimamente le puedo dedicar muy poco tiempo al blog por temas varios. Pero no quería dejar pasar la oportunidad de compartir unas reflexiones sobre Open Source, tras tener algunas experiencias con bastantes desarrolladores y gente de la industria en los últimos meses. La diferencia entre el software libre y el open source es pequeña, y reside en matices. Las opiniones que arrojaré en el artículo están dirigidas a los dos movimientos.

Sin ninguna duda, me parecen una gran idea, y se ha convertido en una herramienta imprescindible. Lo compruebo prácticamente todas las semanas, ya que consulto habitualmente código Github y soy usuario Linux, Scilab, Wordpress o Python. Creo que son una herramienta genial para aprender de manera autodidacta. Pero me encuentro con profesionales en la industria que rotundamente preferían un software comercial para sus fines profesionales, que uno libre. 

Pensemos en un simulador de robótica comercial y otro abierto. Obviamente, las ecuaciones que rigen el movimiento de un brazo robótica no cambian entre softwares, son las que son. Pero tal y como escuché hace poco, "probablemente el software comercial tenga más en mente al cliente".

Un software comercial implementa las ecuaciones, pero probablemente después haga un tratamiento de datos, los filtre, se asegure que el programa no "casque", que no dé fallos, y que la interfaz gráfica para interactuar con el programa sea agradable. Y todo eso está gestionado por un grupo controlado de personas, por un grupo pequeño.

En cambio, el open source consiste en dejar el código de tu programa en un repositorio, y que cualquier persona pueda acceder a él, y modificarlo. Esa posibilidad está dirigida a que la comunidad opine sobre tu trabajo, y sea capaz de mejorarlo. Al igual que en la Ciencia, los desarrolladores y usuarios de open source se apoyan en hombros de gigantes previos. Pero esto entraña en ocasiones incomodidades: podría darse la ocasión de que continuamente se estén realizando cambios y actualizaciones, lo que es una incomodidad para el cliente final. O que el equipo que modifica el programa no lo conozcas. O que no se pueda cuidar bien la interfaz con tanta actualización. 

Y por último, otro punto que se suele olvidar es quién gana dinero con el software libre. Actualmente, empresas que sean rentables usando solo esta herramienta son contadas, como RedHat, u OpenBravo. (¿Seguro?). Y hablo desde el desconocmiento, ¿pero puede el software libre eliminar puestos de trabajo? ¿Podría una empresa X usar el código Github de algunos programas para ahorrarse invertir en desarrollar su propio programa? En toda la comunidad que desarrolla librerías de Python, ¿quién gana finalmente dinero, si es que alguien lo hace?

Sobre por qué algunos prefieren sofware privativo sobre libre lo tengo medianamente claro. Sobre el último párrafo, solo tengo preguntas.




Actualización (4 diciembre 2015)

@mariusmonton a cuenta de estas líneas, recomienda la lectura de las siguientes referencias, ambas escritas por Richard Stallman, a cuenta de dudas y cuestiones que planteo en el artículo.

Why Open Source misses the point of Free Software
Why Free Software is better than Open Source

Por otro lado, he visto que un gran banco, BBVA, está en plena campaña de marketing, y entre otras cosas, publicita y hace alarde open source. Pero esa filosofía requiere más pruebas para que sean creíbles. Por ejemplo, a día de hoy no indica qué condiciones legales acepto por descargarme su libro de Open Source, por no hablar de las apps que tienen, cuyo código no está en ningún lado.



 

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best Web Hosting